¡ADVERTENCIA! Esta publicación puede contener contenido sexual explícito y/o violento.


En mis narices


2017


Estaba pololiando con un cabro de mi mosma edad, 19. Yo lo quería demasiado como par darme cuenta del daño que me hacía. Al comienzo tener relaciones resultaba bien, aún que yo siempre estuve con la esperanza de que la próxima vez fuese mejor. Luego con los meses yo ya no tenía ningun control de cuando lo hacíamos, a mi me dolía en una postura y el insistía, yo le negaba el anal y aún así lo intentaba, llegamos al punto en el qué se enojaba si yo no quería tener sexo, me decía cosas como "entonces para que veniste". (no sé porque a esa altura aún seguía con el). Lo último que soporté, fue una vez que yo estaba seca, porque él ya no me calentaba, y me dice "pero cómo, tirate un escupo o algo po" con voz de enojado. Y ahí estaba él, intentándolo mientras que yo sólo deseaba que terminara pronto. Cuando me di cuenta de que a mi ya no me gustaba terminé con él y sólo después de eso me di cuenta del daño que me hizo, cuando volví a ser libre.


Consuelo