¡ADVERTENCIA! Esta publicación puede contener contenido sexual explícito y/o violento.


Juegos de niños


Tenía 8 años, mi hermanastro tenía 11 y siempre "jugabamos" a darnos besos y hacernos cariño, no me sentía cómoda, pero tampoco me sentía mal, la sensación de que lo que estábamos haciendo estaba mal me ponía incomoda.

Pasaron los años, seguía viendo a mi hermanastro y seguíamos "jugando", ahora yo tenía 12 y el 15, la cosa se volvía cada vez mas explicita, y yo sentía que eramos como "pololos", nunca me di cuenta de que en verdad solo quería abusar de mi, pero tampoco me quejaba.

Nunca me voy a olvidar de el día en el que estábamos todos viendo una peli, (mi hermana pequeña con mi hermanastro menor en la cama nido, mis hermanastras del medio en la cama de al medio y sebastian y yo en la cama de arriba), nadie nos veía, y claro, era entretenido jugar sabiendo que les demás estaban abajo. Empezó a tratar de penetrarle y yo quede helada, no me sentía cómoda, ya no era rico, pero no podía soltarme porque me tenía abrazada con fuerza. No logro penetrarme, pero si rozaba su pene entre mis piernas, hasta que sentí un liquido viscoso que no sabía que era. Me senti sucia, corrí al baño a limpiarme, y subí corriendo a mi pieza a acostarme, no sabia como sentirme.

El juego comenzó a detenerse cuando el empezó a crecer y a tener amigas en el colegio que lo seguían (era "el mas mino") yo deje de vivir con mi papá y con su nueva esposa y dejamos de vernos por un tiempo, pero cada vez que volvíamos a vernos, el insistía en "jugar de nuevo conmigo" y yo, asustada, cedía. Incluso cuando yo estaba pololeando e iba a ver a mi papá, me lo encontraba y mientras veíamos tele con les demás, tapados con una manta, me tocaba. Claramente pasó a ser "sexo", me curaba con el en secreto para no sentirme tan asquerosa al estar con el, y me decía a mi misma que daba igual, que siempre había sido así, que el era "mi primer amor".

El día en el que decidí que esto no era normal, fue cuando después de "tirar" yo me puse a llorar. El me pregunta que me pasa, y yo le suelto todo lo que hasta entonces tenía guardado para mi (yo tenía 18 ya, y el tenía 21), me dijo que no se acordaba de nada, que no tenia idea de que todo eso había pasado y que que wea. No lo he visto más, y todo este embrollo sentimental y extraño me sigue haciendo ruido ya a mis 20 años, cuando era niña no era mas que un juego, pero al crecer, lo que tuve con sebastian, tampoco fue sexo.


Pelo de colores