¡ADVERTENCIA! Esta publicación puede contener contenido sexual explícito y/o violento.


Casapiedra


2017


Salí a carretear como lo solía hacer, jueves de verano, calor en Santiago, short para no morir de calor y porque la fiesta partía aún con luz de día.

No quería tomar mucho, porque acababa de llegar de man playa y quede de desayunar al día siguiente con mi mamá.

Fui a pedir una piscola a la barra, habrán sido las 21:00, después de eso no tengo recuerdos ni memorias, todo se puso negro, llegue a las 07:00 am a mi casa, maquillaje corrido y ojos desorbitados, aún me siento culpable por algo que jamás sabré qué pasó, pensé que fue mi culpa siendo que estaba siendo responsable en medirme al tomar, y alguien decidió el futuro por mi echándome algo al vaso, la herida no sana y el no saber es parte de mis crisis de pánico.


La “cuica”