¡ADVERTENCIA! Esta publicación puede contener contenido sexual explícito y/o violento.


Miedo a que no me escuchen


Tenía 15 años, recién había entrado al mundo del pololeo y esas cosas. No cachaba nada sobre vida sexual, porque todo inició con este pololeo. Hubo una cosa muy rara y fuerte diría, en la que aún no soy capaz de ponerle nombre. Un día estaba comiendome con mi ex pololo, quemamos ropa, se sacó los pantalones y los boxer. Me empezó a decir cosas como "ya dame una chupá" "yapo una chupaita" "una chupaita chica ya po" y todo esto con el pene en mi cara,yo estaba acostada y el encima mío. Me insistió tanto que le dije que sí, de hecho ni siquiera lo hice bien,o agradablemente porque no sabía cómo, ni mucho menos quería pero la presión de tenerlo encima con su pene en mi cara era demasiada. Luego salió semen, lo escupí en su cuerpo y me dijo "nunca me imaginé que serías capaz de escupir mi semen, ninguna me había hecho esta weá" ¿?¿? Yo quedé mal, me sentí manipulada y presionada,más encima culpable de no haber dado la satisfacción necesaria. Me fui al baño a llorar y a limpiarme porque nunca había hecho algo así y nunca alguien que quería me había tratado como un objeto sexual con finalidad de dar placer. Salgo del baño y el se encontraba sacando un preservativo sin antes haberme preguntado de si queria tener relaciones sexuales, así que lo terminé echando de mi casa. Siento que es algo muy nada, porque acepté y no se como clasificarlo. El punto es que estaba vulnerable, enamorada y presionada, pero yo creo que para una gran mayoría de la gente cuenta aceptar. Siempre he querido hablar de esto, lo he hecho con algunas amigas y me dicen que saque la voz, pero mi problema es que él es hijo de un Carbinero de alto cargo y siento que mi caso sería muy fácil de anular y por lo tanto no me sentiría escuchada. Ni siquiera se en qué clasificar mi problema porque me siento yo la culpable.


Anónimx