¡ADVERTENCIA! Esta publicación puede contener contenido sexual explícito y/o violento.


Tequila, baño, despertar


2015


Primer carrete de mi nueva pega. Estamos sentados en la terracita y un compañero me dice "tienes cara de tener nada de aguante para el copete". Le respondo "estái loco, tengo tremenda resistencia" al más puro estilo de machito competitivo, del que me he disfrazado un montón de veces, cuando siento que me hace más simple la vida.

Piscola uno, todo bacán. Risas. Piscola dos, mejor todavía. Risas se convierten en coqueteos. Piscola tres, "¿y si vamos a un karaoke?". En patota con todos los compañeritos nuevos a Bellavista, más risas, más coqueteos. Mismo compañero, "¡pidamos tequila!". Yo sé que con tequila es distinta la cosa, pero estoy disfrazada de machito, "obvio, démosle". Primer shot, mareo. Segundo shot, primer borrón.

Imagen siguiente, compañero y yo en el baño del local. Yo diciéndole "oye pero vine porque estoy mareada". Compañero me agacha hacia su pene, se abre el pantalón, y me fuerza. Me dan ganas de vomitar así que le grito que pare. Para, me da vuelta, me penetra. Alcanzo a zafar y logro vomitar en el baño, me toma el pelo, me ayuda a lavarme la cara, nos vamos.

Resto de los compañeros piensan que me acompañó a vomitar, yo borrachísima, en silencio. Nos vamos a un after a la casa de otro compañero, al llegar me acuestan porque estoy muy borracha. Segundo borrón.

Despierto al día siguiente en otro lugar, no sé dónde estoy. Dolor en todo el cuerpo, dolor en la vagina, dolor en el ano. Me doy cuenta que me penetró por atrás. Tomo el celular y tengo un whatsapp "te traje a mi casa, no te asustes cuando despiertes, yo me quedé en el living". Era otro compañero, él era bueno.

Le escribo "jajaja noche culiá, me puedes llevar a mi casa?". Tomamos desayuno, me lleva a mi casa. Hago como si nada pasó.

Lunes siguiente y veo a compañero violador en el trabajo. Me invita a salir, acepto. Empezamos a salir hasta que un día me pegó.

Sentí dentro de mí a cada mujer maltratada. Entendí todo por fin, pero de la peor forma posible.


Leonor