¡ADVERTENCIA! Esta publicación puede contener contenido sexual explícito y/o violento.


Te amo


2016


Dormía.

Sentí su mano pasar por mi cuerpo y dije: no quiero.

Volví a dormir. Profundo.

Desperté y él estaba arriba de mi cuerpo. Jadeaba, rosándose contra mi. Entró en mi. Cerré los ojos. Ojalá sea una pesadilla, ojalá se vaya pronto, pensé. Cerré los ojos y me quedé ahí esperando, petrificada, helada, sin entender, deseando que no fuera real, deseando que fuese un sueño extraño, un sueño gore.

Terminó.

Fui al baño, me senté en el suelo y miré mi sangre...la limpié. Me quedé mirando el papel y lloré, casi una hora, en silencio.

Me levanté, lavé mi cara y volví a la cama. Él estaba ahí. Sangré, me hiciste sangrar, le dije. Me miró, me lanzó un beso y se durmió.

Me quedé mirando el techo toda la noche.

Me quedé mirando el techo toda la noche.

Me quedé mirando el techo toda la noche.


candelaria