¿Por qué la línea del consentimiento se hace tan difusa para unxs mientras es tan claro que fue transgredida para otrxs?

El Proyecto

Nuestro objetivo es abrir un espacio de reflexión en torno a la disparidad de las experiencias sexuales. Esta plataforma es un medio de recolección de relatos donde la experiencia de quienes las vivimos es diametralmente diferente a la del agresor: fue sexo sin consentimiento y es momento de contarlo.

Estos relatos, cortos y anónimos, se convertirán en material para una exposición gráfica titulada “no fue sexo, fue violación”, financiada por personas naturales a través de esta misma plataforma.

Te invitamos a participar compartiendo anónimamente tu relato o ayudándonos a financiar este proyecto.

SOMOS

Todo nace con dos amigas conversando en un bar donde una le cuenta a otra sobre una vez, hace muchos años, que tuvo sexo con un hombre cuando no quería tenerlo. Jamás lo había verbalizado. La otra amiga, al escucharla, le responde que ella vivió una experiencia similar.

Desde ese momento, cada vez que una de nosotras le ha contado su historia a otra amiga, ella responde “a mí también me pasó”.

Somos mujeres, compañeras y amigas que hemos reflexionado a partir de nuestras propias experiencias sobre el consentimiento en el sexo y creemos que es momento de levantar una resistencia colectiva contra la violencia sexual.